Legalv

Prefiero el cielo por el clima y el infierno por la compañía. W. Shakespeare

Pulp Reality

Luego de deambular dos horas por una de las zonas de tolerancia mas conocidas de Bucarmanga,a las 3 de la mañana de ese sábado una patrulla de la policía intempestivamente nos recogió y nos llevó al comando.

Hacía un mes había empezado a prestar servicio militar y esos cambios repentinos de planes no eran del todo extraños, y bueno a la final quien no se pone contento de terminar una redada 4 horas antes de lo previsto. Cuando llegamos al comando toda la guardia estaba en estado de conmoción.

Al fondo se escuchaban golpes secos, insultos y a un hombre gritar de la forma mas desgarradora que yo he escuchado. Esterofónicamente escuchaba a mis compañeros contando que el tipo había tratado de matar a un compañero de nosotros en uno de los "chochales" de la zona cerca a la que yo estaba.

El hampón al momento de una requisa saliò corriendo y entró a un prostíbulo de mala muerte (los hay de buena?) en un segundo piso, mietras subía las escaleras fué alcanzado por un de los 2 bachilleres que había burlado y acto seguido no dudó en sacar un trabuco (revolver artesanal) y disparar a quemaropa al que tenía más cerca.

Los 2 quedaron lìvidos, pegados contra la alfombra roja del lugar, el arma se engatilló y la bala nunca se disparó, no obstate ellos seguían sin reaccionar. El asesino fallido empujò a uno de ellos y se dió a la fuga. El bachiller al que no habían apuntado salió corriendo y con gritos logró que detuvieran al tipo.

Al asesino lo subieron a una patrulla y se efectuó el procedimiento estándar en estos casos: lo golpearon hasta que llegó al comando, luego lo llevaron a los comandos de la SIJIN donde lo cascarón los de turno, llegó la contraguerrrilla a hacer lo mismo y por último lo llevaron a un cuarto oscuro de donde todo el que quería entraba a amedrentear al reo.

En la formación el Capitán nos dijo que necesitaba a 4 enérgicos que lo acompañaran, yo rogaba para que no me escogieran, afortunadamente no me seleccionaron.
Los "enérgicos" salieron luego de darle una tunda dirigida por nuestro "Capitán Cavernícola", al tipo lo montaron cuasiinconsciente en una patrulla mientras se finiquitaban los últimos detalles del caso "paseenme a ese hp por la cemento".

El sitio donde está la fábrica de Cementos Diamante es donde usualmente aparecen los "N.N.", a las pocas horas Medicina Legal hacía el levantamiento de un cadaver en ese sitio, uno de los tantos "Pedro Navajas" santandereanos había fallecido unas pocas horas antes con un tiro de gracia proveniente de un Smith and Wesson calibre 38.

Por mas reprobable que me parecía eso, sencillamente no había con quien comentar porque por un lado en ese prostituìdo microcosmos social la opiniòn general era que se hizo "la buena acción del día" Era como estar en un circo romano donde yo era de los pocos "subnormales" que no se llenaba de éxtasis viceral cada vez que algún ladronzuelo era cascado hasta el cansancio, y luego despachado con un tiro en la cabeza.

Desde ahí reivindico cada vez mas que el que no valora la vida no se la merece pero que no somos quien para ser juez y verdugo. No sé si el ladronzuelo merecía vivir, lo que si tengo plena certeza es que no era justo que lo ejecutaran como un perro, otros canes iguales o peores que él.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

25/7/05 17:58 A Blogger Andy le dió por decir ...

Maaaan que historia tan pesada. Que partida de hp's criminales todos esos militares. Y así son con todo.    



26/7/05 05:00 A Blogger j. le dió por decir ...

Típico.    



26/7/05 16:56 A Blogger Forastero le dió por decir ...

Qué muerte más desgraciada...    



27/7/05 14:22 A Blogger Evil le dió por decir ...

que historia tan dura... que triste realidad la nuestras "fuerzas armadas"    



» Publicar un comentario