Legalv

Prefiero el cielo por el clima y el infierno por la compañía. W. Shakespeare

Nunca Mais

Estoy en un hangar abandonado donde anteriormente se procesaba atún, aún hay un montón de latas apiladas y varias estivas. Hago la fila y espero que me enseñen a poner los trajes que hace unos minutos me habían dado, me pongo encima de la ropa el traje amarillo impermeable, luego el traje blanco estilo central nuclear, las botas, tapabocas, gafas transparentes y por último espero que alguien me amarre con cinta los guantes al traje blanco.

El clima es el que uno podría esperar cuando le dicen que va para la costa de la muerte: vendavales, lluvia inclemente y mar endemoniado. Salgo con todos los voluntarios del hangar y nos llevan a una costa donde vemos una imagen parecida a esta:



La desolación que se siente es total pero la ingenuidad y las ganas de ayudar al pueblo de pescadores que nos ha atendido a nuestras anchas es mas fuerte así que la toca dejar la impotencia a un lado y hacer la labor de limpieza dando lo mejor de sí.

3 días despues de trabajar como hormigas (embadurnados de fuel oil hasta el alma) la costa sigue igual, la marea negra no cesa,sabemos que cientos de legiones de voluntarios han pasado por el lugar y el sitio sigue igual. Nos vamos frustrados tristes, con ganas de llorar y derrotados.



El pueblo nos despidió con un concierto de gaitas gallegas y un trago medieval llamado queimada.

Con todos esos sentimientos de por medio es dificil explicar porque esta ha sido una de las experiencias mas bonitas de mi vida y tal vez una de las que mas me ha puesto a reflexionar, aún no lo comprendo bien pero lo recuerdo con toda gratitud.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

14/9/05 11:12 A Blogger AnotherAlice le dió por decir ...

A mi me tocó un derrame en Ecuador que llegó hasta las cosatas de Nariño. Ese mismo día nos perdimos en la selva, en medio de los manglares bañados de negro, peces muertos en la playa y manchas en la piel. Muy triste, muy triste ver a los niños patear los peces muertos y negros, como jugando futbol.    



» Publicar un comentario