Legalv

Prefiero el cielo por el clima y el infierno por la compañía. W. Shakespeare

Como un hongo





Cuando estaba en Alemania en el 2000 estuve en un Love Parade en Berlín. Si se tiene en cuenta que en cualquier lado se encontraban vejetes "almorzando" peladitas en plena calle, adolescentes hormonales masturbandose frenéticamente ante la sensualidad de una pared absolutamente blanca (yo todavía no he podido imaginarme el viaje de este personaje) y una noruega mas buena que el pan gimiendo a grito herido, mientras atendía por deltante y por detrás las urgencias de 2 transeuntes que pasaban en medio de esas 600 mil almas, Sodoma y Gomorra era una piñata al lado de esa rumba.

Un personaje cualquiera, bastante drogado me dijo que si quería una pepa.
Yo bastante ingenuo en esa materia le pregunté que para que? que se sentía? él me dijo que me podía diseñar la pepa para la sensación que a mi se me antojara, una pepa para sentir lo que a mi se me antoje? Sí.. yo se la consigo si quiere una pepa para sentir que los brazos se le alargan hasta el infinito y mas allá o para sentir que todo la gente lo ama por encima de todas las cosas también la tengo. Para hacer el cuento corto agradecí el ofrecimiento, me quedé impresionado (mas no boquiabierto) de los avances de la ingeniería alemana y dada mi naturaleza cobarde rechazé la invitación. Creo que esa ha sido la vez en que mas cerca he estado de probar vainas raras.

De probar drogas siempre me han dado miedo 2 cosas, una que como dicen por ahí "se me pegue la aguja en el viaje" y me despierte en un hospital o en el mismísimo averno (según una amiga, experta en méritos celestiales, mi alma no tiene otro destino) y la segunda que me quede gustando y termine echando "susto" en una olla similar al "tucho"

Aunque soy absolutamente consciente que ninguna de las dos cosas son suceptibles de que me pasen fácilmente, y hay mucho trecho para llegar a alguna de ellas, soy aún mas cobarde que consciente y termino siempre sin probar nada.

Hoy leyendo este artículo de la BBC me dí cuenta que si me la ofrecen me la mando sin el mas mínimo temor, de hecho invitaría al man que me ofreció las pepitas en el Love parade para que me ayude a organizar una rumba con psilocibina de pasante (el ingrediente activo de los hongos alucinógenos).

acá van un par de apartes para los que les da locha llegar al linkito:


Según los investigadores, el estudio demuestra que la psilocibina no sólo puede producir experiencias místicas. Lo más importante es que bajo condiciones controladas, con una cuidadosa preparación, logramos producir una experiencia en la persona que puede conducir a cambios positivos en su vida.

La mayoría indicó que su ánimo, sus actitudes y comportamiento habían mejorado radicalmente, lo cual fue confirmado por sus familiares y amigos.

Y una cosa buena de estos compuestos es que no producen adicción

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

18/7/06 09:19 A Anonymous Marcela le dió por decir ...

Leo muy bueno el articulo, yo por mi parte siempre le he tenido fe a los honguitos y plantitas alucinogenas.
No he tenido la oportunidad de tomar hongos me gustaria encontrar las personas y lugar indicado para hacerlo...ahi veras si el dia de nuestro reencuentro planeamos otro encuentro en el mas alla. Un beso y un abrazo para ti.    



» Publicar un comentario